lunes, 2 de diciembre de 2019

RESUMEN FOTOPASEUCO UCIEDA


En nuestro calendario vital existen fechas que, por diversos motivos, quedan asociadas a acontecimientos de especial relevancia: navidades, cenas familiares, reuniones de amigos etc, y así, a lo largo de los años,esas fechas en dichos calendarios cobran vida con colores y tipografías singulares que las distinguen del resto.
Nuestra asociación, a lo largo de su existencia, ha realizado decenas de eventos, quedadas o, como las llamamos nosotros,FotoPaseucos. Pero hay uno que cada año por estas fechas otoñales figura en rojo en nuestro calendario de actividades,el FotoPaseuco de Ucieda, que conmemora el nacimiento de nuestra Asociación, y que se ha convertido en un clásico, de especial relevancia para nosotros.
Ucieda, parque natural situado en la comarca de Cabuérniga, es de esos rincones que, si te gusta la naturaleza, defines como extraordinario.Montañas habitadas por una rica fauna y flora que, en la estación otoñal, se colorea con la rica paleta de los cálidos, ocres, amarillos, naranjas, rojos, que hacen las delicias de nuestras miradas ávidas de belleza y de objetivos en busca de inmortalizar esos rincones boscosos, de rica vegetación. Todo ello regado por decenas de pequeños y ruidosos riachuelos que alimentan al río Bayones que atraviesa todo el parque natural y que en esta época se colorea, con la hojarasca que lo surca con rumbo incierto.
El pasado domingo 24 de noviembre las 10:00 de la mañana nos dimos cita allí, socios y amigos hasta hacer un total de 54 asistentes, como lo llevamos haciendo desde el año 2007. El murmullo, los saludos y abrazos se sucedían en la campa de entrada al parque, donde solemos dar comienzo al encuentro.Todo hacía presagiar un agradable domingo de amigos, al que no quiso faltar el tiempo regalándonos unos claros en el mapa meteorológico, después de unos días de intensas lluvias.
Realizada la foto de grupo, dimos comienzo al FotoPaseuco. Poco a poco fuimos, cámaras en mano, discurriendo entre esos bellos rincones.Algunos compañeros se detenían con las ramas, otros con las cascadas, también las setas tuvieron su sesión fotográfica, otros solucionaban dudas a compañeros, alguno nos enseñaba su última adquisición y sin darnos cuenta fueron transcurriendo las horas hasta llegar a las 2:00 de la tarde, hora que teníamos previsto partir para tomar un pequeño aperitivo en un restaurante en Renedo de Cabuérniga, un pueblecito de la comarca.Un enorme corro de sillas, cervezas, copas de vermut, risas y bromas… dieron paso a un rico cocido montañés, seguido de unas riquísimas carrilleras y, para finalizar, con el dulce de un flan casero y un café en la sobremesa que se alargó hasta que, sin darnos cuenta, llegó la hora de decir adiós con el firme propósito de volvernos a ver pronto…
Solo queda dar las gracias a todos los asistentes por acudir a esta cita y regalarnos ese ambienten familiar, reinante en toda la jornada.
¡Os esperamos en el siguiente!